Y sin embargo…continuareis estando con nosotros

EliasAño tras año, nuestra vida cotidiana va transcurriendo. Algunas veces nos dais noticias alegres, otras veces algunas tristes…pero algo ha pasado durante las últimas semanas, que nos ha dejado, lo admito, fuera de juego. Cada vez que alguno de nuestros pacientes es vencido por una enfermedad, o por un accidente, algo nuestro se va con él. Siempre quedan detrás recuerdos, anécdotas, risas…porque tenéis la confianza de compartir con nosotros vuestras ilusiones y preocupaciones, y de esa confianza nacen muchas vivencias.

Sin embargo, algo ha pasado durante este mes pasado. Uno a uno se han ido yendo personas que para nosotros eran una referencia, y que nos han enseñado, con su ejemplo de vida, muchas cosas. El primero fue el Sr. Valentín, al que no sé si le podré perdonar su afición profunda al Barça, pero sé que le hemos admirado y querido siempre por su sentido de la honradez y de la familia. Luego nuestro querido Elías, que siempre sabía arrancarnos una sonrisa, incluso cuando le reñíamos porque queríamos que se cuidara un poco más. A continuación nos dejó Adela, que desde su discreción nos dejó un gran legado vital: el haber educado a un hijo que además de un gran profesional, es un gran compañero. A Pura le tocó un poco más tarde, y la echamos ya de menos los sábados por la mañana. Y el último, Frank, que para nosotros ha sido un ejemplo de superación (día tras días, semana tras semana, mes tras mes y año tras año), de coraje y bondad frente a la dificultad de tener un alma que, directamente, no cabía en cuerpo, y que nos ha dejado demasiado pronto.

También nos acordamos de otras personas cuya marcha imprevista y temprana nos ha dejado huella: M Angeles, Inda, Carmen, Ana, Rafa, Mercedes, M Luz, Francisco, Fernando, Amparo…

Sois muchos los que día a día, con vuestra presencia, no solo dais sentido a nuestra vocación, sino también nos dais ejemplos de superación personal. Gracias por estar ahí…y aunque no podamos ya veros…continuaremos sintiéndoos entre nosotros. Feliz viaje de vuelta a casa.

Texto: Victoria González de Buitrago

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.